Jó Baixas El cocinero, el soñador

Trabajamos con los cinco sentidos para que vosotros también disfrutéis con ellos. Con el tacto, la frescura. Con el oído, la compañía. Con la vista, la ilusión. Con el gusto, el hambre. Con el olor, los recuerdos. Con todos ellos, el placer…


 
Hacer volar la imaginación es uno de los privilegios que nadie nos puede arrebatgar. A mí me gusta usarla y, sin dejar de tocar con los pies en el suelo, día a día fui soñando un restaurante de cuento, donde las mesas no tendrían patas, donde los clientes se olvidarían del paso del tiempo, donde los cocineros no estarían cerrados y podrían ir a recoger sus hierbas, donde todo sería una sorpresa … El Follia ha sido un sueño muy largo y he tenido la suerte de poderlo compartir con mi familia que siempre me ha apoyado, incluso cuando se convertía en una pesadilla. Ha sido un camino muy largo y nada
fácil que sólo se podía recorrer con mucha ilusión y con la ayuda de todas las personas que tengo a mi lado… y con un poco de locura; a veces hay que olvidarse de la cordura para hacer un restaurante como el que hemos levantado. El sueño hecho realidad ha cumplido 10 años. Celebrémoslo. No me corresponde a mí decir si soy o no un buen cocinero, eso es cosa vuestra, lo que si os puedo asegurar es que en cada servicio todos los locos que estamos en el restaurante ponemos tanta ilusión y tanto esfuerzo como es posible. Que mi locura sea también la vuestra y que tengáis tanta suerte como yo.

“Sacaros un suspiro, una sonrisa, incluso una mueca, esto es nuestro éxito”

Jó Baixas